- BST
Imagen para el articulo 'Omnicanalidad: Las claves para vender más'

Omnicanalidad: Las claves para vender más

17 de Agosto de 2021

En un proceso de compra y venta de un producto o servicio, la prioridad siempre será el cliente. Ponerlo en el centro, mediante los canales correctos, permitirá entregar mayor comodidad al cliente, en el momento exacto. Para eso, existen diferentes herramientas, como los sms, llamadas por teléfono e incluso en el chat de la web; y cada una debe ser utilizado de acuerdo a la estrategia que tenga cada empresa.

¿Cómo hacer para que quede satisfecho con el servicio? Una de las claves en estos procesos, es la omnicanalidad. Lo anterior, es el conjunto de distintos canales de comunicación que se tienen y que sirven para conectar con los usuarios y así entregar un mejor servicio. Una de las grandes características del cambio en los BPO es que ayudan a potenciar la omnicanalidad con los clientes.

Sin embargo, si no se usan estas herramientas correctamente, todos los esfuerzos para fidelizar los clientes y, más aún, lograr el objetivo de venta, serán en vano, ya que bombardear al cliente con información que no le es relevante y por los canales incorrectos, harán que estos no respondan de la mejor forma, lo que finalmente llevará a que tengan una mala experiencia de compra.

Cliente como centro

Todo lo anterior se traduce en que, teniendo al cliente como centro de atención, su confianza con la compañía aumentará y, en consecuencia, la posibilidad de compra también aumente. No solo se trata de contar con buenos productos o una buena estrategia de marketing y publicidad, sino de realizar un proceso completo. Estos canales no solo son importantes en la post venta, sino que son relevantes en todo momento y, por lo mismo, es fundamental que no se desaprovechen y que se ocupen de buena manera. 

Ahora, cuando ya se dispone de los distintos canales y se tiene una estrategia para llegar a los clientes, comienza el procedimiento de tomar los datos y analizarlos. Con la llegada a los usuarios y teniendo información sobre sus gustos, tendencias, edad, estilo de vida y muchos otros factores, se puede llegar a la conclusión de saber quién es realmente el cliente. 

En conclusión, una correcta llegada al usuario final, a través de los medios adecuados y, analizando los datos de manera adecuada, servirá para armar una estrategia de marca que permita aumentar las ventas y fidelizar a los clientes.

Contáctanos